Secuestros exprés: el 25% de los taxis no están equipados con cámaras de seguridad

La necesidad de un servicio de taxi seguro vuelve a ser noticia. Una pareja pasó unas horas angustiosas el pasado domingo 17 de enero.

A las 22:15 horas, subieron a un taxi cooperativo que atravesó el túnel de Santa Ana. Entraron con confianza al ver que la unidad pertenecía a la cooperativa, tenía un disco de identificación y una matrícula. Sin embargo, en la esquina de la calle Noguchi y la avenida Olmedo, el coche se detuvo de repente, el conductor sacó una pistola y utilizó un lenguaje abusivo para indicar que se trataba de un secuestro exprés. Durante esta escena, que no fue captada en ningún video ya que el vehículo no estaba equipado con una cámara de CCTV, dos cómplices entraron en el coche.

Fueron conducidos por la ciudad durante dos horas. Primero lo dejaron y luego pidieron ayuda a la policía.

La policía está investigando si los dos autores agredieron sexualmente a la mujer, como se ha informado. Se sabe que después de retirar el dinero de sus tarjetas de crédito, la dejaron tirada en las calles Pedro Pablo Gómez y Andrés Marín.

“En ese momento ya estaba en marcha un operativo y en la madrugada del lunes 18 de enero se detuvo a tres personas en un taxi, con armas de fuego y cuatro celulares”, dijo a FAST el coronel Richard Vaca, jefe del distrito 9 de Octubre.

Vaca añadió que estaban investigando un segundo ataque perpetrado por las mismas personas a las 20:00 horas. Las dos mujeres también robaron dinero y, según la demanda, también se cometió una violación.

El coronel subrayó que la policía sigue tomando medidas operativas para mejorar la seguridad de los ciudadanos.

Sin embargo, como informó este periódico el 9 de enero, en 2020 se cometieron casi tres secuestros a pesar de las remisiones policiales. Se denunciaron 230 casos a la fiscalía, una cifra que no refleja la verdadera magnitud del delito, ya que no todas las víctimas presentaron denuncias por escrito.

Si las sospechas de la policía son correctas, los dos detenidos llevaron a cabo dos rápidos secuestros entre las 20:00 y las 22:15 horas. Dado que utilizaron un taxi de una cooperativa, surge una pregunta: ¿deberían los taxis estar equipados con cámaras y botones de seguridad? ¿Quién debe controlar esto?

“La normativa sobre cajeros automáticos establece que el gobierno debe proporcionar una cámara. Si el Gobierno no cumple con la normativa porque no tiene suficientes equipos compatibles con el ECU-911, ¿cómo vamos a cumplir nosotros?”, dijo George Mera, presidente de la Federación de Cooperativas de Taxis del Guayas.

Mera explicó que a nivel nacional y en Guayaquil, el 25% de los taxis no tienen equipo de seguridad. “A nivel nacional, hay unos 20.000 coches sin cámaras. Estamos dispuestos a instalarlos, pero el gobierno no lo tiene en cuenta”, repitió.

La Autoridad del Transporte Urbano dijo que no era necesario comprobar que los taxis tuvieran una cámara de seguridad y un botón de pánico. “No forma parte del control técnico de los taxis”, dijo el departamento de comunicación de la MTA, aunque la normativa así lo indique.

Mera señaló que en Guayaquil hay unos 12.000 taxis, lo que significa que unos 3.000 de ellos no tienen equipo de seguridad.

Deja un comentario